Prueba Blog 1 Laring

Una estancia de apenas 40 metros cuadrados, dentro del centro cívico de Barrio España, es el lugar donde se reúnen todos los días los pacientes laringectomizados de Valladolid. Un laringectomizado es una persona que tras contraer cáncer, los médicos, no tienen más remedio que amputarle la laringe para salvarle la vida.

Desde ese momento, y tras la laringectomía, sufren alteraciones en los sentidos del gusto y el olfato, además, tendrán que respirar de por vida por un agujero hecho en la parte baja del cuello, llamado traqueostoma. A estas novedades que llegan a la vida de un laringectomizado, se une otra que requiere comenzar de cero en una facultad esencial: la comunicación. Tras la operación hay que aprender a hablar, algo nada sencillo que requiere mucha inversión de esfuerzo y paciencia

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *